Únicamente basta con realizar una búsqueda en Google para darse cuenta de la enorme cantidad de información relacionada con las tecnologías 4.0 aplicables a la Industria.

industria40-1170x757

Para cualquier profano en la materia se hace muy complejo traducir tanta sigla y tecnología a sus necesidades particulares, IOT, MOM, AR, IA, BI, …y un sinfín mas, por no sumarlos a otras mas conocidas como BMP, GMAO, ERP, CRM, SGA, DW, MMS… nos pueden volver locos y generar un stress al entender que por no aplicarlos estamos perdiendo el carro del progreso en nuestro negocio.

En parte se podría considerar como cierto, que podemos estar “perdiendo el carro” al no aplicarlos, pero aún mas cierto es que hay carros a los que a veces es mejor no subirse si no sabemos hacia donde van.

En numerosas ocasiones se encuentra en prensa estadísticas que nos presentan un alto porcentaje de fracaso en la implantación de estas tecnologías, particularmente en algunas de ellas como el Business Intelligence (aprox. 85% de fracaso según estudios de Gartner del 2017).

¿Cual es entonces la decisión que debemos tomar?  quedarnos fuera de la fiesta o intentar sacar a bailar a la mas guapa con alto porcentaje de llevarnos un disgusto? pues, básicamente para seguir con la analogía, basta con estudiar previamente nuestras posibilidades previamente, conocer las necesidades de la candidata, prepararnos adecuadamente, vestirnos para la ocasión y entonces tendremos garantías de un gran éxito.

¿Como se traslada todo esto a nuestro negocio? Pues simplemente, aunque tengamos buenas intenciones de estar a la última en la tecnología, no es suficiente. Debemos:

  1. Entender previamente muy bien nuestro negocio, conocer sus debilidades y sus posibles mejoras
  2. Estar dispuestos al cambio, sobretodo desde la parte directiva
  3. Analizar con detenimiento con un partner tecnológico que habilitadores pueden encajar con las necesidades expuestas
  4. Realizar u plan de ‘ataque’, todo de golpe es garantía de fracaso, son cambios culturales y por ello requieren ‘tempo’.
  5. y estar dispuesto a pasar una temporada ‘divertida’ a nivel de cambios y transformación de nuestro modelo de negocio

Como conclusión,  poner por poner siglas en el negocio no nos garantiza el éxito, únicamente si durante el estudio previo le vemos necesidad. A partir de aquí, la tecnología pos si sola no garantiza nada, requiere de la parte humana, que siempre es la más compleja (a su lado, la tecnología es un juego de niños ;-).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s