En Team Four Industry nos gusta tener diferentes puntos de vista, sabemos que no todos los problemas se pueden abordar de la misma manera y por eso nos gusta mucho la Agilidad: las metodologías ágiles permiten y favorecen la adaptación permitiendo en muchos casos abordar un problema adaptativamente.

La agilidad es muy conocida y está muy extendida en el desarrollo de software, donde empezó, pero sus valores y principios son de mucho valor en diferentes sectores, permitiendo mejorar o cambiar la forma de trabajar.

No son la panacea que resolverá todos nuestros problemas pero si una filosofía y unos métodos asociados que pueden ayudarnos en nuestras empresas y fábricas.

A continuación detallaremos los valores del Manifiesto Ágil desde la perspectiva industrial, con tal de poder ver en una primera instancia cómo se adaptan a ella y qué podemos esperar.

Recordemos que para los valores: aunque valoramos los elementos de la derecha, valoramos más los de la izquierda.

Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas

Los procesos y herramientas nos tranquilizan, nos permiten definir y perseguir unos parámetros de calidad, eliminan la improvisación y favorecen la predicción en algunos aspectos, como por ejemplo en la uniformidad del producto acabado.

Pero: ¿es todo siempre blanco o negro? ¿Todos los problemas que pueden surgir en una fábrica/en un proceso productivo, ya sea una avería o un pedido de urgencia,  pueden reducirse en procesos o protocolos? La respuesta es no: es imposible disponer de todos los riesgos e incidencias listadas y protocolizadas de antemano.

Es por ello que lo más importante es el capital humano: disponer de equipos basados en la comunicación y la transparencia, en resolver problemas y situaciones colaborativamente utilizando diferentes puntos de vista. Estos equipos sacan a las empresas más competitivas de los momentos más difíciles con efectividad y resolución.

Eso sí: una vez resuelto se lista y protocoliza para estar preparado para la próxima, claro 😉

Software funcionando sobre documentación extensiva

Es dar un paso adelante en reducir la importancia del alcance de un proyecto y al mismo tiempo aumentar la importancia del valor generado por dicho proyecto.

Industrialmente es muy normal empezar y basar un proyecto en un documento extensivo que determina el alcance, es decir, en qué se va a hacer y algunas veces en cómo se va a alcanzar. Sin olvidarnos del cuándo, por supuesto. En estos casos se fija la calidad con el coste convenido.

triangulo-de-hierro-agile
Triangulo de hierro

¿No sería mejor focalizar nuestros esfuerzos en qué deseamos obtener? Es decir: basar un proyecto en el valor que se desea alcanzar, y entonces mediante una participación intensiva (primer valor ágil, comunicación) en el desarrollo del producto obtener el valor deseado gestionando los parámetros coste, calidad y tiempo a nuestra conveniencia.

A veces menos es más: es posible obtener el valor deseado realizando menos trabajo que el que inicialmente preveíamos, es decir, con un alcance más reducido.

La documentación entonces crece con el producto/proyecto, reflejando la realidad del mismo: su descripción, validaciones, resultados, etc.

Colaboración con el cliente sobre negociación contractual

Desde Team Four Industry nos atreveríamos a decir que, en este aspecto, la industria va muy avanzada: la utilización de diferentes métodos para la realización de productos cada vez más personalizados (hasta el más mínimo detalle) es la realidad de muchas empresas. De esta manera producen justo lo necesario, en el momento preciso y adaptado al cliente final.

Nadie sabrá mejor que quiere un cliente que el cliente mismo, la colaboración con ellos y ayudarlos a implicarse en el desarrollo y el día a día favorece enormemente hoy en día la imagen de las empresas.

Este valor puede aplicarse en ambas direcciones: para nuestros proveedores nosotros somos los clientes, implicarnos y favorecer la comunicación con ellos repercutirá en enormes beneficios para nuestra empresa.

Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

La globalización ha cambiado completamente los mercados, pocas empresas pueden permitirse el seguir produciendo los mismos bienes y de la misma manera que hace unos años. Tiene que adaptarse y saber interpretar el mercado y los consumidores con tal de seguir siendo competitivas.

Tal como se comentaba en el primer valor ágil, favorecer un entorno de comunicación que genere ideas y soluciones y que, por lo tanto, esté más preparado para enfrentarse a los cambios que inevitablemente van a afectar a las empresas (regulaciones, tecnologías, políticas, etc.) es primordial, es lo que va marcar la diferencia y aumentar mucho las posibilidades de éxito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s